Los últimos neandertales

Es difícil estimar la cantidad de artículos científicos y de divulgación que se han escrito para contar el hecho de la desaparición de los Neandertales. Sentimos verdadero interés, curiosidad (y tal vez hasta un poco de culpabilidad) por saber que pudo suceder con esta población, que tuvo un enorme éxito como especie y que se extinguió coincidiendo con la expansión de Homo sapiens.
neandertal
Los investigadores Paola Villa (Universidad de Colorado, USA) y Wil Roebroeks (Universidad de Leiden, Holanda) nos ofrecen en la revista PLOS ONE una nueva hipótesis sobre este evento de la prehistoria reciente. Villa y Roebroeks son dos arqueólogos con una enorme experiencia sobre sus espaldas. Los dos han dedicado buena parte de su vida profesional a la investigación de los últimos 50.000 años, cuando tuvo lugar la progresiva desaparición de todos los humanos residentes en África y Eurasia y su sustitución por las poblaciones de nuestra especie.

La percepción que se tiene de los neandertales por parte de los científicos es notablemente extrema. Para algunos, explicar su extinción es coser y cantar, puesto que tanto sus cualidades biológicas como culturales eran muy inferiores a las nuestras. Nótese que he utilizado a propósito el calificativo de “inferior”, que en biología evolutiva es erróneo. Las especies son distintas en sus respectivas adaptaciones, no inferiores o superiores. Pero como desde siempre nos hemos considerado superiores a todas las demás especies del planeta, el uso de este calificativo resulta familiar y hasta políticamente correcto. Los neandertales no escapan a esta forma de pensar y se habrían extinguido por inferioridad biológica, numérica y/o tecnológica. Por ejemplo, algunos han recurrido a nuestras elevadas posibilidades lingüísticas, incluida a la habilidad para expresarnos mediante símbolos. Los neandertales habrían carecido de tales adaptaciones.

También se ha considerado que los neandertales tuvieron menor capacidad para la innovación y menor habilidad para las artes cinegéticas. Sus armas y las herramientas habituales eran menos eficaces y la diversidad de su dieta no era comparable a la nuestra. Su red de contactos sociales era pobre frente a nuestra posibilidad de crear grupos numerosos y bien organizados. Tal vez me equivoque, pero la primera hipótesis que se propuso para explicar la extinción de los neandertales fue su incapacidad para adaptarse a las condiciones extremas de las últimas épocas glaciales. Nuestra avanzada tecnología nos habría ayudado a superar los rigores climáticos. Y aquí estamos.

Villa y Roebroeks nos recuerdan todas y cada una de estas hipótesis, algunas de las cuales ya han sido rechazadas por las evidencias arqueológicas. Los neandertales se conformaron como población hace más de 300.000 años. Sus restos fosilizados permiten diferenciarlos con mucha claridad de otros homininos, al punto de que la gran mayoría los reconocemos como especie paleontológica: Homo neanderthalensis. Si bien es cierto que la población de los neandertales tuvo que sufrir fuertes descensos demográficos por el efecto brutal de las glaciaciones, durante las fases cálidas se expandieron por la mayor parte de Eurasia. Sus yacimientos llegan hasta mas allá del mar Caspio y tuvieron contacto con los denisovanos en el sur de Mongolia. Hace pocos meses, el prehistoriador Robin Dennell nos decía con sonrisa burlona que los neandertales llegaron a bañarse en el Pacífico. Y quizá no le falte razón. Si el éxito evolutivo de una especie se puede medir por su capacidad para expandirse por amplios territorios, los neandertales fueron una especie de largo recorrido ¿Cómo dudar de su habilidad para la caza o de la diversidad de su dieta? En apariencia, su tecnología no era inferior a la nuestra. Así lo señalan Villa y Roebroeks, que manejan una gran cantidad de información bibliográfica y la observación directa del registro arqueológico durante muchos años de profesión.

craneosLa paleogenética nos ha permitido saber que hibridamos con los neandertales y tuvimos descendencia fértil, pero ¿hasta que punto? Como suele suceder en tantos aspectos de la vida, pasamos con gran facilidad de un extremo al otro. Villa y Roebroeks toman buena nota de los resultados obtenidos por los paleogenetistas y ponen encima de la mesa la posibilidad de que la hibridación fuese de tal intensidad que los neandertales no se extinguieron, sino que fueran asimilados biológicamente por nuestra especie. Se trata de una manera muy original de dar la razón (sin querer) a los que siempre han considerado a los neandertales como una subespecie de Homo sapiens: Homo sapiens neanderthalensis. La hipótesis de Villa y Roebroeks tiene que asumir una densidad de población extremadamente baja para los neandertales. Quizá en este dato reside la debilidad de su hipótesis. A juzgar por la gran cantidad de yacimientos, los neandertales estaban por todas partes cuando nuestra especie entró en Eurasia.

El debate continuará durante mucho años, porque faltan muchas evidencias biológicas. Si todavía sabemos poco de nuestro cerebro y de nuestra mente ¿qué podemos decir de unos humanos de los que tan solo conservamos sus huesos?, ¿será capaz el ADN obtenido de estos huesos de darnos alguna respuesta sobre las habilidades cognitivas de los neandertales? Estoy convencido de que así será, aunque muy probablemente seguiremos sin encontrar una hipótesis que resista con fuerza el paso del tiempo.

Si se me permite un último apunte, Villa y Roebroeks tendrán al menos que reconocer un dato muy elocuente: los neandertales nunca salieron de Eurasia, mientras que los sapiens cruzaron brazos de mar para expandirse hacia Eurasia, Australia y muchas de las islas del Pacífico. Homo sapiens supo de las artes de la navegación y de la pesca hace muchos miles de años, mientras que algunos de los últimos neandertales estuvieron mirando hacia África desde Gibraltar sin atreverse a dar un paso, que quizá les habría llevado a prolongar su reinado en otro continente.

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

6 pensamientos en “Los últimos neandertales

  1. JoseAngel

    Me fascina esta historia, y los datos al respecto que van saliendo a la luz gradualmente. El panorama va cambiando, claro, pero parece que se va dibujando una historia en la que no conviene ser maximalista. Los neandertales se extinguieron (parece obvio) pero también hibridaron en proporción por determinar con algunas poblaciones de Homo Sapiens… y por tanto quizá no se extinguieron totalmente. El problema es a veces el trabajar con categorías conceptuales falaces, o lo que podríamos llamar”todo-o-nadismo”. La realidad de las poblaciones y la genética no funciona con esas categorías, pero claro, el concepto de “los neandertales” es un concepto referido a una cultura, además de a unas estructuras o distribuciones genéticas. Y así es cómo los neandertales pueden estar a la vez extintos y no extintos, cómo pueden haber sido a la vez eliminados y absorbidos por el Homo Sapiens.

    Responder
  2. Pingback: Los últimos neandertales | Pangea | Sco...

  3. Massimo

    Pensando en una manera romántica, creo que los Neandertales habían sido equipado con más fuerza y valor, pero con menos imaginación del hombre de Cro-Magnon. El hombre de Cro-Magnon hubiera estimado obstáculo mínimo, un brazo del mar a pocos kilómetros de ancho, como el estrecho de Gilbilterra.
    Casi parece que se quiere atribuir al Homo Neanderthal , el demérito y la culpa de su propia extinción . Poco a poco , el conocimiento sobre esta especie tan similar a nosotros, Cromañón , se incrementa de modo que es posible localizar, ahora, las dos variedades genéticas de especies Homo, dentro de los límites dell’interfertilità reciproca, entre sí . La mezcla genética entre las dos especies humanas ha tenido lugar y está probado que el hombre moderno es “moderadamente ” neandertales , compartiendo una parte del genoma en el orden del 1- 4 %. Para ser más precisos , la “mezcla genética” resulta ser un porcentaje , casi insignificante , en una persona del genotipo africano sedentario, pero superior al 5% en algunas poblaciones Casi parece que se quiere atribuir al Homo Neanderthal , el demérito y la culpa de su propia extinción . de fenotipo europeo o asiático . Por esto, quiero decir que en cada hombre, que vive actualmente , reside una parte del ADN de l’ Homo neanderthal, más o menos, dependiendo de la permanencia de la migración y oportunidades para reuniones , citas y relaciones recíprocas. Por lo tanto , cuando los dos grupos de Homo sapiens y neanderthalensis cruzaron llevaría al nacimiento de individuos con funcionalidad reducida , los híbridos infértiles , sino también nacidas chicos fuertes, inteligentes y vitales, ya que, en ellos, se resumieron y surgió el mejor potencial de las dos especies relacionadas.
    Pensando in un modo romantico , credo che i Neanderthal erano dotati di maggior forza e coraggio, ma muniti di meno fantasia del Cro-Magnon . Il Cro-Magnon avrebbe considerato un ostacolo minimo superabile, un braccio di mare largo pochi chilometri , come lo Stretto di Gilbilterra.
    Sembra si voglia attribuire all’H. di Neanderthal, il demerito e la colpa della sua stessa estinzione. A poco a poco , la conoscenza di questa specie così simili a noi , Cromañón è aumentato in modo che si può vedere ora , le due varietà genetiche all’interno della specie Homo dell’interfertilità limiti reciproci insieme . Il mescolamento genetico tra le due specie umana ha avuto luogo ed è dimostrato che l’uomo moderno è “moderatamente ” Neanderthal , condividendo una porzione del genoma nell’ordine del 1-4 % . Per essere più precisi , il ” mix genetico” si rivela essere quasi trascurabile , in una persona sedentaria genotipo africana , ma oltre il 5 % in alcune popolazioni parti sembra quasi che si ritiene Homo di Neanderthal , demerito e colpa la propria estinzione . fenotipo europea o asiatica . Con questo , voglio dire che ogni uomo ora vive , risiede una parte del DNA di l ‘ Homo di Neanderthal , più o meno , a seconda della permanenza di migrazione e le opportunità di incontri, appuntamenti e relazioni reciproche . Pertanto, quando i due gruppi di Homo sapiens neanderthalensis e attraversò portano alla nascita di individui con funzionalità ridotte , infertile , ma nato forte ibrido ragazzi intelligenti di vitale importanza poiché, in loro , sono stati riassunti e la migliore sorto potenziale delle due specie affini .

    Responder
  4. Pablo Olea Reguera

    No sé si los Neandertales evolucionaron (cognitivamente) exponencialmentete desde aprox, 3xx.xxx años hasta su desaparición (para eso tenían mas capacidad cerebral que nosotros), pero lo que si estoy seguro es que atravesaron por muchos avatares nada fáciles de superar como Especie. Las Glaciaciones, el Cuello de Botellas creado por la explosión del Volcán Toba, la obligada confraternización con la recién llegada Especie Sapiens, etc… Sería para mí un honor, cuando suba a la Fundación, conocerte y charlar lárgamente. Un fuerte abrazo. Pablo.

    Responder
  5. Massimo

    El tema es complejo, me arrepiento de no ser capaz de hacer una mejor traducción en su idioma. ¡Hola
    Recientemente, en el marco de uno de los primeros artículos que he leído en HOMOBARATTO me recuperé algunas de mis viejas notas , se actualizó la ocasión, no muy lejos del tema del día . Recuperar el texto que yo creo que nunca ” publicado ” en esta redacción precisa , por lo tanto , me lo envían con la esperanza de que usted lo encontrarà interesante. La parte central del documento, que incluye los tipos de letra + – + …… + – + , fue escrito alrededor de los años 1994-1996 , por supuesto, el razonamiento refleja el conocimiento de la época , mientras que los últimos 17 filas final del texto , así …. + – + , se actualizadas hasta nuestros días .
    (Refiriéndose a un Vs . Artículo) …. Su argumento es muy inspirador. Ahora, me gustaría expresar un pensamiento , hecho hace varias décadas, como el resultado de mis divagaciones sobre la pregunta: ” Homo sapiens sapiens, o sea, nosotros los hombres modernos , somos los descendientes de las intersecciones, marginales y esporádicos ocurrieron entre Cro-Magnon y los neandertales? ” Diez años antes de la llegada del nuevo milenio , esta fue una gran pregunta , a la que , en los últimos años , una investigación más refinada , en los estudios antiguos, nuevos Y mas recientes descubrimientos , le dito la misma respuesta, inequívoca. Pero por deduccion y con alguna incertidumbre, incluso entonces , había llegado a la misma conclusión. A continuación resumo el argumento que hice , con base en los datos disponibles y el conocimiento de la época. + – + ” Buscando las diferencias en el ADN de los distintos grupos de humanos modernos de H. sapiens, entre pares de individuos , las diferencias se detectan un promedio de 7. Comparando el ADN de Homo sapiens sapiens y H. neanderthalensis la de las diferencias se eleva a 28; mientras las diferencias entre H. sapiens s. y los Chimpancés se eleva, en promedio, a 56. Por lo tanto, el Neanderthal entonces, el punto de vista genético , no es , a medio camino entre el hombre moderno y primado de referencia. Parece que los neandertales , como el chimpancé, tenìa, por regla, 48 cromosomas ( 24 pares) y no 46 ( 23 pares ) , como el hombre moderno . Dentro de la misma especie se producen variaciones y mutaciones en el número de cromosomas , a menudo irrelevantes o no perjudicial en la funcionalidad del individuo , mas a veces útil . Esta deriva genética que , muy probablemente trajo , en el curso del tiempo , la reducción de 48 a 46 cromosomas en la especie humana , estaba presente en la población y también actuó Neandertal , de hecho , la fusión entre pares de cromosomas aparecido con cierta frecuencia , acercándose a la genética de dos especies de Homo, geneticamente compatibles. Tenga en cuenta que , dentro de la misma especie, hay una tendencia a la baja en el número de cromosomas que , al mismo tiempo , se vuelven más complejas y eficientes. Por lo tanto , cuando los dos grupos de Homo sapiens y H. neanderthalensis se son aparearon a cada uno otro entre sì por fusion de sus genes, llevaría al nacimiento de individuos con funcionalidad reducida , los híbridos fértiles , sino también a ser fuertes, inteligentes y vitales, ya que, en ellos, se resumieron y surgió el mejor potencial de las dos especies relacionadas ” . + – + Actualización del estado a la luz de nuestro conocimiento actual. Está comprobado que el hombre moderno es “moderadamente ” Neandertales , compartiendo parte del genoma en el orden del’1 – 4 %. Para ser más precisos , la ” contaminación ” o mejor , la mezcla genética entre las dos especies humanas , resulta ser en un porcentaje , casi insignificante , en la ” única ” genotipo sujeto africana sedentario , pero mayor que 5 % , en algunas poblaciones de fenotipo europeo o asiático . Por esto, quiero decir que en cada hombre, que vive actualmente , reside una parte del ADN de la ‘ Homo neanderthal, más o menos, dependiendo de la permanencia de la migración y oportunidades para reuniones , citas y remotas recíprocos. En este punto , creo que es necesario precisar , de lo contrario no se puede escapar el hecho de que no se trata , en general , un porcentaje mínimo o insignificante de genes “sobrevivir “, porque el examen de una muestra de los muchos seres humanos modernos de diferente origen y procedencia rinverremmo a nivel mundial , cerca del 25 % de los genes , todas diferentes, como antigua herencia neandertal . La similitud que se me ocurre es tratar de encontrar, en las poblaciones humanas modernas , o entre las diferentes colecciones (tipos) de nuestro álbum de familia, de forma esporádica , algunos fragmentos típicos de los otros álbumes , se reducen en gran medida incompleta , nuestro simejante Homo , a continuación , comparar y aislar todas esas imágenes que retratan juntos Cro- Magnon y los neandertales , como evidencia de compartir parte de su genoma. Si se suman los diversos fragmentos que podríamos decir que la humanidad moderna se conserva , al menos el 25 % de los genes de H. . Neanderthal .
    Recentemente, a margine di uno dei primi articoli letti su HOMOBARATTO ho recuperato alcuni miei antichi appunti, aggiornati nell’occasione, non lontani dal tema odierno. Ripropongo il testo che credo di non aver mai “pubblicato” in questa precisa stesura, pertanto, mi permetto di inviarlo con la speranza che possiate ritenerlo interessante. La parte centrale dell’elaborato, tra i caratteri tipografici +-+ ……+-+ , è stata scritta intorno agli anni 1994-96, ovviamente, il ragionamento, giusto che sia, riflette le conoscenze del tempo, mentre le ultime 17 righe finali del testo, oltre .…+-+, sono attualizzate ai giorni nostri.
    (Riferendomi al vs. articolo)…. Il vostro argomento é molto stimolante. Ora, vorrei palesare una riflessione, fatta diversi lustri fa, frutto delle mie divagazioni, circa l’interrogativo: “L’Homo sapiens sapiens, cioè noi uomini moderni, siamo i discendenti di incroci, sporadici e marginali, avvenuti tra popolazioni Cro-Magnon e Neanderthaliani”? Dieci anni prima dell’avvento del nuovo millennio questo era un ottimo quesito, a cui, in anni recenti, una più affinata indagine, sui vecchi reperti e sui nuovi ritrovamenti, ha dato la stessa risposta inequivocabile. Ma per via induttiva e con una certa incertezza, già allora, si era giunti alla medesima conclusione. Qui sotto riassumo il ragionamento che feci, basandomi sui dati disponibili e sulle conoscenze del tempo. +-+ ” Esaminando le differenze riscontrabili sul DNA dei vari gruppi umani moderni, tra coppie di individui, le difformità rilevate sono mediamente 7. Confrontando il DNA di un Homo sapiens sapiens e quello di un H. Neanderthalensis le differenze salgono a 28. Mentre, le differenze tra un H. sapiens s. e uno scimpanzè salgono, mediamente, a 56. Il Neanderthal quindi, dal punto di vista genetico, si pone, circa, a metà strada, tra l’uomo moderno e il primate di riferimento. Sembra che il Neanderthal , come lo scimpanzè, possedesse 48 cromosomi (24 coppie) e non 46 (23 coppie), come l’uomo moderno. Nell’ambito della stessa specie si presentano variazioni e mutazioni nel numero dei cromosomi, spesso ininfluenti o non pregiudizievoli sulla funzionalità dell’individuo e, talvolta utili. Questa deriva genetica che, con molta probabilità portò, nel corso del tempo, alla riduzione da 48 a 46 cromosomi nella specie umana, era presente e agiva anche nella popolazione Neanderthaliana, infatti, la fusione tra coppie di cromosomi compariva con una certa frequenza, avvicinando la genetica tra due specie di Homo. Da notare che, nell’ambito di una stessa specie, c’é la tendenza alla diminuzione del numero dei cromosomi che, nel contempo, diventano più complessi ed efficienti. Pertanto, quando i due gruppi di Homo, il sapiens e il neanderthalensis, si sono incrociati avrebbero portato alla nascita di individui con funzionalità ridotta, ibridi non fertili, ma anche a essere vitali forti e intelligenti perché, in loro, sarebbero state riassunte ed emerse le potenzialità migliori delle due specie affini”. +-+ Aggiornando lo stato alla luce delle nostre più recenti conoscenze, oggi, é provato che l’uomo moderno è “moderatamente” Neanderthaliano, condividendone parzialmente il genoma nell’ordine del’1-4%. Per essere più precisi, la “contaminazione” o meglio la commistione genetica tra le due specie umane, risulta essere in una percentuale, quasi trascurabile, nel “singolo” soggetto di genotipo africano stanziale, ma maggiore del 5%, in alcune popolazioni di fenotipo europeo o asiatico. Con questo, intendo dire che in ogni uomo, attualmente vivente, risiede una frazione di DNA dell’ Homo di neanderthal, maggiore o minore, in dipendenza delle migrazioni delle stanzialità e delle opportunità di incontri e delle reciproche, remote frequentazioni. A questo punto credo sia necessario precisare, altrimenti può sfuggire, il fatto che non si tratta, in assoluto, di una percentuale minimale o irrisoria di geni “pervenutici” , perché esaminando un campione tra i molti soggetti umani moderni di diversa origine e provenienza rinverremmo, globalmente, circa un 25% di geni, tutti diversi, come antico retaggio neanderthaliano. La similitudine che mi viene in mente è quella di cercar di rinvenire, nelle popolazioni umane moderne, ovvero, fra le diverse collezioni (tipologie) del nostro album di famiglia, sporadicamente, alcuni frammenti tipici dell’altro album, pervenutoci ampiamente incompleto, del nostro consimile, quindi, confrontare e isolare tutte quelle immagini che ritraggono insieme Cro-Magnon e Neanderthaliani, come evidenza della condivisione di parte del loro genoma. Sommando i vari frammenti potremmo affermare che nell’umanità moderna è custodito, almeno il 25%, dei geni dell’H. di Neanderthal.

    Responder
  6. Rapone Giorgio

    L’Uomo di Nenaderthal si estinto perché non barattava, non aveva la cultura scambista e quindi un liguaggio rudimentale. Troppo impegnativo affrontare la glaciazione del Wurm.
    L’Uomo di Cro-Magnon invece incrementa il baratto e di conseguenza anche un linguaggio più forbito. Con il baratto nasce uno sviluppato rapporto sociale con scambio di idee, beni e servizi.
    Accumulo di cultura sociale che ha acconsentito di superare la glaciazione del Wurm e dare inizio al neolitico con la pastorizia e l’agricoltura.
    Per saperne di pià visitare http://www.facebook.com/giossone34 .

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


9 + = trece