El yacimiento de Teixoneres, de nuevo en portada

Las noticias sobre hallazgos en las excavaciones europeas no parecen haber sido pródigas en hallazgos de restos humanos durante el verano de 2017. Y si se han producido apenas han llegado a los medios de comunicación. La temporada no ha terminado, así que seguiremos atentos a los últimos coletazos de la temporada veraniega. Mi conexión directa con el Dr. Jordi Rosell, uno de los directores del yacimiento de Teixoneres (Barcelona), me ha permitido seguir en directo los progresos de las excavaciones de 2017 en este lugar.

Los actuales directores del yacimiento de Teixoneres, Florent Rivals (IPHES), en la parte izquierda de la imagen, Ruth Blasco (CENIEH) en el centro y Jordi Rosell (IPHES). Fuente: Equipo de Investigación de Teixoneres

El yacimiento de Teixoneres se encuentra situado en la comarca de Moianès, al norte de Barcelona y próximo a Vich. Este yacimiento y el próximo de Toll fueron excavados bajo la dirección de diferentes especialistas en distintos momentos desde los años 1950. Pero Teixoneres parece destinado a “explotar” como un lugar importante bajo el liderazgo de Florent Rivals, Ruth Blasco y el propio Jordi Rosell, fruto de la cooperación entre el Institut Catalá de Paléoecologia Humana i Evolució Social (IPHES, Tarragona) y el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) de Burgos.

En 2016 este yacimiento salió de un relativo anonimato por el hallazgo de un incisivo humano, supuestamente perteneciente a un niño/a neandertal. Las dataciones sitúan los niveles arqueológicos de Teixoneres entre la segunda mitad del Pleistoceno Medio y el final del Pleistoceno Superior. Aquel diente se localizó en una capa fechada en unos 50.000 años. La morfología del diente encaja perfectamente en su contexto musteriense (propio de los llamados Neandertales clásicos) y una fauna característica del Pleistoceno Superior, que incluye ciervos, caballos, uros, corzos, rinoceronte lanudo y mamut, sin duda producto de la caza por parte de los humanos que vivieron en esta comarca durante en esa época.

Punta musteriense de unos 100.000 años de antigüedad. Fuente: Equipo de Investigación de Teixoneres. Foto cedida por Jordi Rosell.

El yacimiento no tiene mucha extensión, pero la riqueza de sus niveles arqueo-paleontológicos es extraordinaria. Durante esta campaña han aparecido tres nuevos dientes humanos. Dos de ellos podrían corresponder al mismo menor neandertal, que pudo morir hacia los seis o siete años de edad. Todo hace pensar que se obtendrán más restos de ese niño en próximas campañas. Además, se ha obtenido un primer molar superior permanente bastante gastado, que señala la presencia en Teixoneres de un segundo cadáver, esta vez de un adulto. Las próximas excavaciones se antojan apasionantes.

Uno de los niveles, datado en unos 100.000 años, ha sido muestreado para conocer sus posibilidades. La presencia de industria musteriense en ese nivel (en la figura 2) da una idea del potencial de Teixoneres. Los neandertales ocuparon toda la península ibérica, como delata la presencia de yacimientos en varios lugares de las mesetas. Pero su aparente preferencia por las zonas costeras del Cantábrico y del Mediterráneo, donde se concentra la mayor parte de los yacimientos con evidencia de los neandertales, sugiere que el rigor climático de las glaciaciones del del Pleistoceno Superior les empujó a refugiarse con frecuencia en regiones de baja altitud. La cercanía al mar suaviza las temperaturas mínimas y la vida al aire libre y al abrigo de cuevas fue más llevadera.

 

José María Bermúdez de Castro

  • Share on Facebook
  • Tweet about this on Twitter
  • Share on Google+
  • Pin on Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 − dos =