Despedida

Queridos/as lectores/as, ha llegado el momento de la despedida.

Este es el último post del blog “reflexiones de un primate”. Todo está en permanente cambio y evolución y este blog ya no tendrá sitio en el nuevo formato de Quo. Han sido seis años de gran intensidad –el tiempo pasa volando– en los que he tenido la inmensa suerte de poder comunicarme con vosotros/as a través de textos breves y concisos, describiendo y reflexionando sobre todo lo que ha acontecido en este período sobre las investigaciones en el ámbito de la prehistoria y la evolución humana.

Este blog me ha exigido mucho. He leído y reflexionado sobre diferentes líneas de investigación, la mayoría ajenas a mi especialidad investigadora. Pero la experiencia ha sido muy grata. He aprendido sobre cuestiones sobre las que ni siquiera me hubiera planteado leer, de no ser por la necesidad de contar en el blog las investigaciones más relevantes sobre temas muy diversos. Puedo asegurar que esa riqueza me acompañará siempre.

Es también momento de agradecer la confianza de la dirección de Quo en mi trabajo de comunicación durante tanto tiempo. Por supuesto, quiero expresar mi más profundo agradecimiento a cuantos/as lectores/as han tenido la paciencia de leer el blog. Si he conseguido aportar conocimiento, informar y transmitir inquietud por determinados temas, mi misión habrá merecido la pena. Sé que algunos de los textos (528 en total) han despertado mucho interés, mientras que otros han pasado inadvertidos. Pero si el resultado final arroja un saldo positivo me sentiré más que satisfecho.

Hace pocas semanas declaraba en un diario que el estudio de la evolución humana me ha transformado de tal manera, que ha cambiado por completo mi visión del mundo, de mí mismo y de los demás. Y así es. Cualquier momento de la historia ha sido testigo de hechos deplorables. Pero ahora importa nuestro tiempo, preñado de acontecimientos convulsos y con un horizonte cuando menos inquietante. Bastaría quizá que los dirigentes del planeta tuvieran que aprender por obligación una asignatura sobre todo nuestro pasado y sobre nuestra naturaleza y que reflexionaran cada día sobre ello. Es posible que las expectativas de futuro fueran más optimistas.

Creo poder asegurar que el futuro de la humanidad no consiste en conseguir que nuestros dispositivos electrónicos sean cada vez más capaces y potenteso que nos desplacemos a gran velocidad de un punto a otro del planeta. Todo eso resultaría accesorio en un futuro en el que sigamos ignorando nuestro pasado evolutivo. Ese pasado nos condiciona, porque somos esclavos de la química del ADN. Pero no por ello hemos de rendirnos ante lo que podría parecer inevitable. Ese mismo ADN nos ha procurado una capacidad intelectual nada desdeñable, que deberíamos aprovechar para entrenarnos en la convivencia y el respeto, así como de evitar la apetencia desmedida por los recursos, motivo de conflictos y desigualdades manifiestas. No menos importante sería reforzar la idea de lo que Eudald Carbonell denomina “la conciencia de especie” y procurar que el medio ambiente en el que hemos podido transformarnos siga siendo un lugar perfecto para proseguir nuestra evolución.

A todos/as, muchas gracias y hasta pronto.

José María Bermúdez de Castro

  • Tweet about this on Twitter
  • Pin on Pinterest

5 pensamientos en “Despedida

  1. José Manuel

    Gracias por tu dedicación José María, gracias por tu esfuerzo en pro del conocimiento y la divulgación científica, gracias por tus reflexiones, gracias por sembrar esta cosecha en el ancho campo de cultivo que es la Red, gracias por tu trabajo.
    Totalmente de acuerdo con tu última reflexión en este blog, lástima no poder seguir contando con él.
    Saludos y ya nos veremos.

    Responder
  2. Pablo Olea Reguera

    Nos dejas huerfanos y me resisto a quedar así. Lo siento muchísimo pero gracias por todos estos años de enseñanza y contacto, gracias.
    Espero que pronto tengamos la oportunidad de volverte a leer. Hasta pronto.
    Un fuerte abrazo. Pablo.

    Responder
  3. Marisa Castiñeira

    Gracias José María, mucho he aprendido leyendo estas entradas de Primates, homínidos, evolución, …
    Hasta siempre

    Responder
  4. Andres Ferrer Duran

    Gracias, muchísimas Gracias D. José María. Me entristece mucho que se termine este blog en el que tanto he aprendido y disfrutado.
    ¿Seguirá con su magnífica labor en algun otro lugar de la red?
    Ojalá pueda ser.
    Hasta pronto .

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + uno =

Hearst España S.L. (en adelante, Hearst España) como responsable del tratamiento utilizará los datos personales que nos facilites a través de este formulario para que puedas comentar en el blog y para cumplir con los requisitos legales aplicables, según se detalla en nuestro Aviso de privacidad.
Tus datos serán almacenados por el plazo legalmente previsto para este tipo de servicios. Si tienes cualquier consulta o duda, puedes hacerlo en cualquier momento enviando un mensaje de correo electrónico a privacy@hearst.es